La Diversidad: Fundamental en la Universidad

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Diversidad: Fundamental en la Universidad

Mensaje por carlos simon el Mar 22 Jun 2010, 12:12 am

NTREVISTA // Padre José Virtuoso, Rector electo de la Universidad Católica Andrés Bello
"Diversidad es fundamental para la existencia de la universidad"
"Es importante la inserción de las universidades en temas como la salud y la pobreza"

El sacerdote y profesor universitario José Virtuoso alaba la gestión de 20 años del padre Luis Ugalde al frente de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), no anuncia sorpresas como nuevo rector y asegura que la única manera de que la polarización no entre a esa casa de estudios, ni a ninguna casa del país, es con una Asamblea Nacional (AN) plural y diversa que permita el debate en un espacio institucionalizado.

-¿Cuál es el mayor peligro que corre hoy la educación?

-Que el Estado no reconozca el papel de las universidades, que no se les reconozca la necesidad de la autonomía para desempeñar su rol. Evidentemente hay un contexto político en el país en el que el Gobierno nacional impulsa un proyecto en el cual tiene grandes dificultades para reconocer la autonomía de las organizaciones sociales y las instituciones. Pareciera que se busca una uniformidad de pensamiento, la uniformidad de actuación. Y si algo es esencial en una universidad es garantizar las condiciones para que puedan ser espacios de libertad de pensamiento, de creación. Las universidades son centros de conocimiento y producción de ideas y están llamadas a tener libertad. Y en este contexto político ese tipo de espacios cuesta comprenderlo y aceptarlo. Desgraciadamente este proceso político venezolano con sus características polarizantes y excluyentes ha generado una dinámica donde se impulsa una sola manera de comprender las cosas y ese totalitarismo implica la no aceptación de la diversidad y una condición fundamental para la existencia de la universidad es la diversidad.

-¿Cómo enfrentar desde la universidad el totalitarismo y la uniformidad que se quiere imponer?

-Hay que agotar todas las formas de diálogo. El diálogo puede ser entendido como algo comeflor, como un buen deseo, como una utopía, pero el diálogo implica el mantenimiento de tu convicción y el reconocimiento de que hay un conflicto y que hay diversas posturas. Hay que buscar un punto de encuentro sustentado en la razón. Lo primero es agotar eso e insistir en eso como algo necesario. El diálogo debe ir acompañado de mucha contundencia porque parte de la idea de que hay un conflicto entre principios y la forma de ver las cosas. El diálogo intenta construir puentes, un diálogo enmarcado en lo que establece la Constitución.

-¿Y si no se oye?

-Al diálogo lo acompañará la presión cuando haga falta. Si no podemos entendernos por el diálogo a veces la presión es necesaria. Es importante hacer llegar tu voz, tus preocupaciones, siempre con los mecanismos que señala la Constitución, que establece el derecho a manifestar, por ejemplo. Paralelamente a eso la mejor forma de defender la universidad es tener las condiciones necesarias para que la universidad produzca un producto de calidad, eso son sus frutos. ´Por sus frutos los conocerán dice el Evangelio. Eso, dedicarse a la producción de conocimiento, de propuestas, ideas e insertarse en los problemas nacionales desde lo que somos.

-¿Y eso no lo están haciendo las universidades?

-Creo que debería hacerse con más énfasis. Evidentemente aportan pero hay que fortalecer ese aporte. Dirán que para eso hace falta presupuesto y condiciones pero es un proceso de toma y dame porque en la medida en que produzcamos conocimiento y alternativas serán más necesarias. Es importante la inserción en el debate de temas como la salud, la pobreza, el desabastecimiento. Debe haber gran capacidad propositiva, una universidad cuyo papel sea crucial para el desarrollo del país, innovadora... Sí se está haciendo y la UCAB tiene un largo expediente en eso pero hay que continuar.

-Pero muchas de las propuestas que hacen desde los institutos de educación superior, como ocurrió durante la crisis eléctrica, no son aceptadas por el Gobierno... ¿Las ignoran? ¿Quieren acabar con la iniciativa de las universidades?

-El Gobierno va llevando una línea en la cual rechaza planteamientos divergentes y en ese sentido una universidad donde hay un movimiento estudiantil con identidad, donde hay cuerpo docente variado y diversas maneras de entender la vida política y donde se producen propuestas contrarias y distintas al Gobierno vemos que hay una respuesta de ese Gobierno que se presenta con un proyecto político que intenta proponer una sola cosa.

-¿Cómo proteger a la universidad de la polarización, sobre todo ahora que se acercan las parlamentarias?

-Desgraciadamente el clima de polarización y confrontación política está presente en toda la realidad nacional. Como ciudadanos estamos atravesados por ella y está presente en la familia, en las instituciones. Es una realidad. Un Parlamento plural y una AN donde haya diversas fuerzas políticas le haría un gran bien al país para enfrentar la polarización porque se crea un espacio de debate. Una institución donde está representada la pluralidad del país, un espacio-institución para el debate, para la confrontación política. El gran problema que tiene el país es que no existen espacios institucionalizados para el diálogo. Recuerda que elegimos unos gobernadores donde hay unos del Gobierno y otros de la oposición y la posibilidad de encuentro de esa diversidad se dio apenas hace unos meses con el Presidente pero inmediatamente el discurso del Presidente fue otra vez de descalificación y hasta que no creemos espacios de diálogo mantendremos este enloquecido contexto. Mientras más plural sea la AN se hará un mejor servicio al país.

-¿Cómo evalúa la proliferación de las casas de estudios en estos últimos años? ¿La masificación está afectando la calidad de la educación superior en Venezuela?

-Hay que aplaudir el deseo del Estado de ampliar las oportunidades de estudios para las grandes mayorías, eso es positivo y loable y responde al deseo de la población pero eso debe estar de la mano con ofrecer la oportunidad de calidad, porque esa calidad es la prueba de que no es una oportunidad falsa o engañosa sino que logra su cometido. Que tengamos muchas universidades, perfecto, pero todas deben contribuir a la formación de profesionales de alta calidad.

-¿Que hará distinto al padre Ugalde?

-Soy un gran admirador de la obra de Ugalde, son 20 años de un liderazgo que ha proyectado la universidad, que la ha hecho crecer y la ha convertido es una institución de gran calidad. Lo primero es ponerme a la disposición de la comunidad universitaria para seguir proyectando eso y el tiempo y las circunstancias me irán diciendo las nuevas acciones...

-¿Qué respuesta da a los que dicen que 20 años es mucho tiempo en un rectorado y que la UCAB es elitista?

-Los responsables de que haya estado Ugalde 20 años no es él sino la Compañía de Jesús, que lo hemos dejado en esa pesada labor. Me consta que él ha querido dejarlo y no le habíamos facilitado esa tarea. La UCAB no es elitista. Es un centro sin fines de lucro, trata de crear lo máximo de oportunidades para los que quieren ingresar y no pueden cubrir la matrícula. Hay buen programa de becas y tratamos de que el costo de la matrícula sea asequible. La UCAB tiene una amplia proyección social en las comunidades y hay múltiples ofertas formativas. No se puede acusar de ser elitista o privada, entendida como un coto cerrado. La UCAB es de gestión privada pero al servicio de las necesidades del país.

Sara Carolina Díaz
EL UNIVERSAL

http://www.ciudadaniaestudiantil.com/drupal/?q=node/1372
avatar
carlos simon


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.