Argentina sufrió ante Suiza pero ganó 1-0 y clasifica a cuartos de final

Responder al tema

Ir abajo

Argentina sufrió ante Suiza pero ganó 1-0 y clasifica a cuartos de final

Mensaje por RedPres Prensa el Mar 01 Jul 2014, 2:44 pm

Argentina sufrió ante Suiza pero ganó 1-0 y clasifica a cuartos de final
| Canchallena.lanación.com.ar

Foto ©Depor.pe
Le ganó 1 a 0 al equipo europeo con un gol de Di María al minuto 117´ de juego; el sábado, a las 13, jugará con Bélgica o Estados Unidos; infartante desenlace

Canchallena.com |.- ¿Por dónde empezar?, ¿por el gol de Angel Di María, a dos minutos del final del alargue?, ¿por esa pelota que sobre la hora pega en el palo en el arco defendido por Chiquito Romero? Son tantas las sensaciones que alteran el orden de los hechos. El estadio es una caldera, que desborda de la pasión de los hinchas argentinos, extasiados por un triunfo agónico que le dio a la selección el pasaje a cuartos de final. La Argentina se encomendó al sufrimiento y terminó al borde del infarto, del ataque de nervios. Pero sigue de pie y esa sensación es un combustible vital para lo que viene. Se ve en las caras de cada uno de los jugadores cuando celebran todavía en el campo de juego.

Iban 118 minutos de otro partido flojo de la selección cuando Lionel Messi encabezó la contra. Trasladó, hasta que la abrió para Di María, quien en 15 minutos hizo todo lo que no había hecho en 105. Angelito definió de primera, de zurda, abajo al palo izquierdo del arquero Benaglio, que nada pudo hacer. Fideo empieza una carrera alocada para celebrar con los hinchas, todos lo abrazan lo buscan, hasta Sergio Agüero, que está lesionado, corre para celebrar con sus compañeros. Alejandro Sabella grita el gol como nunca en todo su ciclo en la selección. Parece el final de una tarde llena de angustia.

Pero todavía queda más. Tiro libre para Suiza, Dzemaili cabecea y la pelota pega en el palo, el rebote se va a afuera. Hay otro tiro libre, ahora al borde del área, que pega en la barrera, y por fin el árbitro sueco Eriksson marca el final. Otra vez la Argentina cumple el objetivo, de nuevo con deudas en el juego. El verdadero Mundial, el que no admite errores, perdonó a la Argentina, que jugó un flojo primero tiempo, levantó en el segundo, pero nunca parecía suficiente. Hasta ese desahogo del epílogo.

La selección está en cuartos de final de Brasil 2014, con mucho más corazón que juego, con el coraje de algunos como Marcos Rojo, el más criticado antes del Mundial, pero de lo mejor aquí. Rojo sale lesionado, con dos amarillas que lo harán perderse el próximo partido, y merece el aplauso, principalmente por sus ganas, por su actitud, pese a ser de los más jóvenes del plantel. Se sigue sosteniendo en las salvadas de Romero, como aquella del primer tiempo ante Xhaka. Y, por supuesto, en el talento de Messi, siempre peligroso, aún en una tarde terrenal para él. Está de pie por esa aparición de Di María, que en el segundo tiempo suplementario salió decidido a buscar el gol y lo consiguió. Hizo mucho más en esos minutos que en el resto del encuentro.

El funcionamiento del equipo sigue siendo una cuenta pendiente para Sabella. Ni 532, ni 433, ni 442. Federico Fernández da ventajas que pueden costar mucho a medida que siga avanzando el equipo. Fernando Gago termina exasperando cuando falla pases, cuando no reacciona. Lavezzi no fue solución y Gonzalo Higuaín sigue fuera de sintonía. Hoy, Mascherano fue el corazón y una de las figuras. Ezequiel Garay levantó su nivel.

La Argentina está entre los ocho mejores del Mundial con el corazón en la mano, pese a haber jugado contra rivales menores para este equipo como lo son Bosnia, Irán, Nigeria y Suiza. Es cierto que sufrió tanto como Brasil, Alemania, Francia u Holanda. La próxima parada es el sábado, a las 13, ante Estados Unidos o Bélgica (juega a las 17), en Brasilia. La selección deberá prolongar la emoción, pero necesitará mucho más si quiere ser un serio aspirante a levantar la Copa.

Ángel Di María.
El 'Fideo' se vistió de Messi y, con un gol de zurda en el último minuto metió a la Argentina entre los ocho mejores del Mundial. Más allá del gol, Di María metió, buscó y probó mucho al arco.

Marcos Rojo:
El lateral volvió a ser una de las figuras de la Argentina. Corrió muchísimo, marcó bien y desequilibró por su banda. La mala: sumó su segunda amarilla y se perderá el partido de cuartos.

Fue el dueño de la mitad de la cancha. Marcó los tiempos en defensa y llegó a tiempo en casi todas las pelotas. Junto con Rojo y Di María, fueron lo mejor de la Argentina.

DATO:
Fue un final para el infarto, de eso no hay dudas. En un suplementario de 30 minutos, el árbitro sueco Jonas Eriksson adicionó cinco y dio un tiro libre en el borde del área argentina. Sufridísima clasificación.


Foto ©News Photo Sure

Foto ©Telam

Foto ©
| Por Pablo Hacker para canchallena.com



Compartir / Share en Redes SocialesCompartir / Share en Redes Sociales

_________________________________________________________________
Fuente: Cancha Llena La Nación



RedPres Prensa


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


Responder al tema
 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.